fbpx Skip to main content

Have a question about the Covid-19 vaccine? Learn more here.

Search
Press Releases

La AFL-CIO y la UFCW interponen demanda contra el Departamento del Trabajo de los EEUU

February 2, 2007 Updated: August 24, 2020

 por su retraso de ocho años en la finalización de una regla que requiere a los empleadores pagar el costo del equipo de seguridad

Washington, D.C.—Hoy, la AFL-CIO y la Unión de Trabajadores Comerciales y de Alimentos (UFCW) interpusieron una demanda contra el Departamento del Trabajo por no finalizar una regla que establece un estándar requiriendo a los empleadores pagar el costo del equipo personal de seguridad (PPE)—un estándar que ha estado en desarrollo por casi ocho años. Esta regla de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés) requeriría los empleadores pagar el costo de ropa protectiva, caretas, guantes y otro equipo usado por aproximadamente 20 millones de trabajadores para protegerles contra los peligros de trabajo.

La demanda afirma que la inacción de la administración del Presidente Bush pone a los trabajadores en peligro. OSHA ha estimado que 400,000 trabajadores han resultado heridos y 50 han muerto por causa de la inexistencia de esta regla. Los grupos laborales dicen que los trabajadores de las industrias más peligrosas de los EEUU—como la de empacadora de carne, avícola y construcción—junto con los trabajadores inmigrantes y los que ganan un salario bajo sufren una alta tasa de heridas. Estos pueden ser forzados por sus empleadores a comprar su propio equipo de seguridad por la falta de la finalización de la regla de PPE por parte de OSHA.

La regla fue anunciada por la primera vez en 1997 y propuesta en 1999 por OSHA después de un fallo de la Comisión de Revisión de Seguridad y Salud Ocupacional que determinó que el estándar de PPE en existencia no podía ser interpretado para requerir a empleadores que paguen el costo del equipo de seguridad. La nueva regla no impondría nuevas obligaciones a los empleadores con respecto al suministro de equipo de seguridad; sino, simplemente codificaría la política de siempre de OSHA, que los empleadores, no los empleados, tiene la responsabilidad de comprarlo.

En 1999, OSHA prometió que la regla de PPE iba ser finalizada en julio 2000. Pero, no cumplió con esa fecha de limite, ni tampoco con cada fecha de limite que se han impuestos a si mismos desde ese tiempo. La agencia todavía no ha tomado acción después de varias solicitudes por parte de la bancada Hispana del Congreso, ni tampoco después que la AFL-CIO y la UFCW les presentó una petición en 2003. La demanda de hoy busca la finalización de este retraso de ocho años, calificándolo “”atrozmente reprensible.””

“”No hay nada que prevenga que OSHA finalice esta regla de PPE para proteger la seguridad y salud de los trabajadores excepto la falta de voluntad. Esta demanda esta pidiendo la intervención de la corte para decirle a la agencia que ya basta,”” declaró Joe Hansen, presidente de la UFCW.

“”La falta de implementación de una regla tan básica por parte de la administración Bush demuestra como ellos han abandonado a los trabajadores de este país,”” dijo el presidente de la AFL-CIO, John Sweeney. “”Demasiados trabajadores han resultado heridos o muertos. El Departamento de Trabajo del Presidente Bush debe dejar de proteger los intereses de las corporaciones al costo de la seguridad y salud de los trabajadores.””

La demanda fue puesta en la Corte Federal de Apelaciones de los EEUU en el Circuito del Distrito de Columbia. Pide que la corte ordene al Secretario de Trabajo que termine la regla de PPE dentro de 60 días de su orden.